jueves, agosto 18, 2022
Inicio Actualidad El Luto / Pérdida

El Luto / Pérdida

El luto / duelo tiene cinco etapas, según el Modelo Kübler-Ross: Negación, Enojo, Negociación, Depresión y Aceptación

El luto o la pérdida es un proceso universal que en algún momento de nuestras vidas tendremos que enfrentar individualmente.

New York. Jean Carlos Osorio. El luto/pérdida puede ser desde la muerte de un ser querido, la pérdida de un trabajo, el fin de una relación romántica o cualquier otra situación con la que tenga una conexión emocional, mental y física.

Un proceso que no sigue una regla o un tiempo determinado de superación, pero de una u otra manera pasamos por él. Es muy personal. No todos reaccionan al luto/pérdida de la misma manera, pues cada cual tiene su forma de transitar por este proceso.

Se permite llorar, enojarse e incluso cuestionar la vida misma. Ninguna de estas reacciones son incorrectas, de hecho, son normales para crear experiencia y una conexión, ya sea con la persona, la situación o la cosa que has perdido.

Si bien todos hacemos el proceso de luto/pérdida en forma diferente, igual existen algunos puntos en común, como son las etapas y los sentimientos experimentados través de este proceso de luto/pérdida.

La psiquiatra Suiza Elisabeth Kübler-Ross (1926-2004) escribió el libro Muerte y Morir (Death and Dying), donde identificó las cinco etapas del luto/pérdida.

Su teoría del luto/pérdida, conocido como “El modelo de Kübler-Ross”, se basó en la observación de miles de pacientes con enfermedades terminales y como ellos procesaban el luto/pérdida de sus propias vidas y a la vez como lo hacían sus seres queridos.

Describe las reacciones principales que el ser humano expresa al momento de experimentar el luto/pérdida en forma de cinco etapas por las cuales el individuo transita. Estas cinco etapas pueden manifestarse sin ningún orden en específico, pueden intercambiarse entre sí y hasta retroceder para pasar por la misma etapa nuevamente.

 

Lo preocupante del Luto/Duelo es cuando la persona se estanca en una de esas etapas por tiempo indefinido (meses o años) y no avanzan en el proceso.

El modelo Kübler-Ross”
Las cinco Etapas del Luto/Duelo
Negación, Enojo, Negociación, Depresión y Aceptación. Cada etapa tiene una serie de síntomas específicos que se manifiestan de manera personal, y éstos van dando forma al proceso de luto/pérdida de cada individuo.

La Negación. El luto/pérdida puede hacer florecer sentimientos muy duros de procesar, llenos de confusión, conmoción y miedo. No es inusual “evitar” o “minimizar” el luto/pérdida y pretender que no está sucediendo. Al negar el sufrimiento nos estamos dando tiempo para absorber gradualmente la noticia y procesarla a la vez.

Este es un mecanismo “normal” de autodefensa que te ayuda a disminuir la intensidad de la situación. A medida que vas superando la etapa de la negación los sentimientos que has reprimido comenzarán a surgir y con ello la tristeza y dolor del luto/pérdida. Aunque es una etapa con mucho sufrimiento es el principio de la propria sanación.

Ejemplo: Ante el diagnóstico de una enfermedad terminal, se repite a si mismo: “Esto no me está pasando a mí, el resultado es erróneo’.

El Enojo/ira
Mientras que la negación puede verse como un mecanismo de autodefensa, la ira crea un efecto de enmascaramiento de los sentimientos con irritabilidad y ansiedad.

El enojo suele esconder sentimientos tales como pena y frustración. La persona puede internalizar la ira (estar enojado consigo mismo) o externalizarla con la persona fallecida, la expareja o el exjefe. Sin embargo, a medida que cede la ira, es posible que la persona comience a pensar de forma más racional sobre su pérdida y a sentir las emociones que ha estado dejando de lado.

Ejemplos
Ruptura de una relación amorosa: “Él/ella no sabe lo que se pierde” o “Lo/La odio, estoy mejor solo/sola”.
Por la muerte de un ser querido: “Si se hubiese cuidado más, no le hubiese pasado esto”.

La negociación
Durante el proceso de luto/duelo la persona lucha por encontrar significado a su nueva situación y así encontrar las fuerzas para retomar el control y poder contar su propia historia a otros; es posible que te encuentres creando un montón de declaraciones de “qué pasaría si…” y “si sólo…”.
Para las personas que son religiosas o creen en un ser superior toman este momento para negociar con su Dios o ser supremo, prometen cambiar esto o lo otro, de dejar de hacer o crear algo nuevo. Y todo esto es un esfuerzo para ser liberados de tanto sufrimiento, dolor y desesperanza.

La negociación puede ser vista como la línea de defensa contra las emociones del dolor. Y te ayuda a posponer la tristeza, la confusión, la ira y el dolor.

Ejemplos:
Ruptura de una relación: “Si solo hubiese sido más detallista no se hubiese ido”.
Diagnóstico de una enfermedad terminal: “Si hubiera ido al médico antes me hubiera sanado”.
Muerte de un ser querido: “Si me hubiera quedado con el/ella no se hubiese quitado la vida”

La Depresión
Si bien la ira y la negociación pueden sentirse dolorosas y desesperantes, en la depresión como etapa, se pueden llegar a extender y llevarte a un aislamiento lleno de pensamientos negativos.

Durante la etapa de la depresión comienzas a internalizar y trabajar tus emociones; a comparación de las primeras tres etapas, donde reprimes pero tratas de sacar tus emociones para proyectarlas con los demás.

En esta etapa es muy común aislarse para poder procesar el luto/pérdida, pero a la vez es una de las etapas más difíciles de avanzar pues muchas personas se estancan en dicha etapa y pueden sufrir de Depresión Clínica Mayor.

Ejemplos
Ruptura de una relación amorosa: “Para que vivir sin el/ella, mejor acabo todo”
Muerte de un ser querido: “Mi vida es nada sin el/ella, para que seguir viviendo”
Diagnóstico de una enfermedad terminal: “Para que seguir el tratamiento si el final es el mismo”.

La aceptación
En esta etapa la persona empieza poco a poco a alejarse del sufrimiento y dolor interno para mirar opciones de cambios, ver de qué manera puede avanzar sin aquello que no ya está e incluso pone un nuevo plan en marcha.

Pero no significa que has olvidado o superado tu luto/pérdida o que ya eres feliz; solo significa que empiezas a aceptar la pérdida y a aprender a convivir con ella. La persona experimenta la aceptación de que el dolor y la pena van a pasar. Es decir “Voy a estar bien”.

Ejemplos
Ruptura de una relación amorosa: “Al final fue una buena decisión para mi”.
Muerte de un ser querido: “Agradezco a Dios o a mi ser supremo que me dio la dicha de vivir hermosos momentos con el/ella y siempre lo/la tendré en mi mente y corazón”.
Si alguien está pasando por un proceso de luto/pérdida y el dolor o la tristeza son demasiados, incluso con pensamientos negativos o destructivos/suicidas, es recomendable buscar ayuda profesional de un terapeuta Licenciado Clínico especializado en tratar el luto/perdida.

Apoyos que se pueden brindar
Durante mis años de experiencia tratando personas que han sufrido una o mas perdidas en su vida, he utilizado herramientas que permiten a la persona hablar de su perdida, de sus sentimientos y cómo lidiar independientemente con ella.

1) No minimizar ni negar el dolor. Entre más claros y realistas seamos con la persona, menos tiempo le permitimos estar en negación y así avanzar a la próxima etapa del luto/duelo.

2) Permitir que la persona hable sobre su perdida y el significado que ésta representa. No es recomendable disculpar el dolor ni el sentimiento de ira/depresión de la persona, sino más bien, escuchar, aclarar términos y ser empáticos.

3) Monitorear el tiempo del luto/duelo (tiempo pasado desde la perdida) y a la vez el proceso de transición de las etapas del luto/duelo. Es muy importante tener en cuenta como la persona avanza en su proceso de luto/duelo para prevenir otros desórdenes mentales como la depresión severa clínica, trauma y/o estrés postraumático.

Trabajadorinmigrante
TrabajadorInmigrante.com nació en España en 2004, donde llegaron en solo cinco años más de cuatro millones de inmigrantes. Eran los días del Boom inmobiliario, y se necesitaba mano de obra para la construcción. La avalancha migratoria de Latinoamérica y todo el Mundo despertó una gran xenofobia y rechazo contra los inmigrantes, alimentados por los medios de comunicación que solo daban las noticias del incremento de inseguridad. Eso son las manzanas podridas del bulto. Pero la prensa solo hablaba de las podridas, y olvidaba al 99,8 por ciento. Y retomamos ahora la página en un momento histórico, donde los trabajadores inmigrantes están siendo perseguidos.
TRABAJADOR INMIGRANTE NEWSPAPER Periodismo de Educación e integración en los distritos inmigrantes de Nueva York. Somos una empresa familiar e independiente y requerimos de su apoyo para continuar con nuestra labor.
- Advertisment -
- Advertisment -
- Advertisment -
- Advertisment -