Insuficiencia renal crónica: Enfermedad del Riñón
Posted by Trabajadorinmigrante on 14th Enero 2020
| 198 views

Cuando la enfermedad renal crónica alcanza una etapa avanzada, se pueden acumular niveles peligrosos de líquidos, electrolitos y desechos en su cuerpo.

New York. Por Ed Housseinipour, farmaceuta clínico senior especializado. La enfermedad renal crónica, también llamada insuficiencia renal crónica, describe la pérdida gradual de la función renal. Los riñones filtran los desechos y el exceso de líquidos de la sangre, que luego se excretan en la orina.

En las primeras etapas de la enfermedad renal crónica, es posible que tenga pocos síntomas. La enfermedad renal crónica puede no manifestarse hasta que su función renal se vea significativamente afectada.

El tratamiento para la enfermedad renal crónica se enfoca en disminuir la progresión del daño renal, generalmente controlando la causa subyacente. La enfermedad renal crónica puede progresar a insuficiencia renal terminal, que es mortal sin filtrado artificial (diálisis) o trasplante de riñón.

Síntomas. Los signos y síntomas de la enfermedad renal crónica se desarrollan con el tiempo si el daño renal progresa lentamente e incluye náuseas, vómitos, pérdida de apetito, fatiga y debilidad.

También hay problemas para dormir, cambios en la cantidad de orina, disminución de la agudeza mental, espasmos musculares y calambres; hinchazón de pies y tobillos, picazón persistente, dolor en el pecho, si se acumula líquido alrededor del revestimiento del corazón.

Tendrá falta de aliento si se acumula líquido en los pulmones y presión arterial alta (hipertensión) que es difícil de controlar.

Causas. Las enfermedades y condiciones que causan enfermedad renal crónica incluyen a la Diabetes tipo 1 o tipo 2, la alta presión sanguínea y la Glomerulonefritis, que es una inflamación de las unidades de filtración del riñón (glomérulos).

También la Nefritis intersticial, que es una inflamación de los túbulos renales y sus alrededores; la Poliquistico, enfermedad en los riñones; la obstrucción prolongada del tracto urinario, debido a afecciones como próstata agrandada, cálculos renales y algunos tipos de cáncer.

Otra causa en el origen puede ser un Reflujo vesicoureteral, una afección que hace que la orina regrese a los riñones. Y, finalmente, la infección renal recurrente, también llamada pielonefritis.

Prevención. Siga las instrucciones sobre los medicamentos de venta libre. Cuando use analgésicos de venta libre, como aspirina, ibuprofeno (Advil, Motrin IB, otros) y acetaminofén (Tylenol, otros), siga las instrucciones del paquete.

Tomar demasiados analgésicos podría provocar daño renal y, en general, debe evitarse si tiene una enfermedad renal. Pregúntele a su médico si estos medicamentos son seguros para usted.

Mantener un peso saludable. Si tiene un peso saludable, trabaje para mantenerlo haciendo actividad física la mayoría de los días de la semana.

No fume. Fumar cigarrillos puede dañar sus riñones y empeorar el daño renal existente. Si es fumador, hable con su médico sobre las estrategias para dejar de fumar.

Maneje sus condiciones médicas con la ayuda de su médico. Si tiene enfermedades o afecciones que aumentan su riesgo de enfermedad renal, trabaje con su médico para controlarlas.

Tratamiento de etapas tempranas. El tratamiento generalmente consiste en medidas para ayudar a controlar los signos y síntomas, reducir las complicaciones y retrasar la progresión de la enfermedad. Si sus riñones se dañan gravemente, es posible que necesite tratamiento para la enfermedad renal en etapa terminal.

Las complicaciones de la enfermedad renal pueden controlarse para que esté más cómodo. Los tratamientos pueden incluir medicamentos para la presión arterial alta y

para bajar los niveles de colesterol. Medicamentos para tratar la anemia, para aliviar la hinchazón y para proteger sus huesos.

Es importante una dieta baja en proteínas para minimizar los productos de desecho en la sangre.

Dieta baja en proteína.

Nuestros farmacéuticos clínicos en Baron Specialty Pharmacy pueden recomendar los medicamentos que mejor se adapten y hacer un seguimiento con su médico para asegurarse de que reciba el tratamiento más beneficioso.

Tratamiento para etapas finales. Si sus riñones no pueden mantenerse al día con la eliminación de desechos y líquidos por su cuenta y desarrolla insuficiencia renal completa o casi completa, usted tiene una enfermedad renal en etapa terminal. En ese momento, necesita diálisis o un trasplante de riñón.

La diálisis elimina artificialmente los productos de desecho y el líquido adicional de la sangre cuando los riñones ya no pueden hacerlo. En hemodiálisis, una máquina filtra los desechos y el exceso de líquidos de la sangre.

 

Dialisis

En la diálisis peritoneal, un tubo delgado (catéter) insertado en su abdomen llena su cavidad abdominal con una solución de diálisis que absorbe los desechos y el exceso de líquidos. Después de un período de tiempo, la solución de diálisis se drena de su cuerpo y transporta los desechos.

Transplante de riñón. Un trasplante de riñón implica colocar quirúrgicamente un riñón sano de un donante en su cuerpo. Los riñones trasplantados pueden provenir de donantes fallecidos o vivos.

Tendrá que tomar medicamentos por el resto de su vida para evitar que su cuerpo rechace el nuevo órgano. No necesita estar en diálisis para recibir un trasplante de riñón.

 

Transplante de riñón. Gráfico.

Como siempre, no dude en concertar una cita con Baron Specialty Pharmacist para una consulta gratuita sobre más detalles sobre esta enfermedad o cualquier otra afección médica.