jueves, diciembre 3, 2020
Inicio Crónicas New York Donald Trump, Alvaro Uribe y el apoyo "patriota' de grupos paramilitares de...

Donald Trump, Alvaro Uribe y el apoyo «patriota’ de grupos paramilitares de extrema derecha para conservar el poder

En Estados Unidos hay venta libre de armas, incluso en supermercados como Walmart. Es uno de los mayores negocios en manos de republicanos, por lo que no es de extrañar que hayan 165 grupos paramilitares simpatizantes a este partido, armados hasta los dientes, patrullando incluso ciudades, bajo la mirada impávida de las autoridades. Y no estamos en Colombia, donde en 2007 el gobierno reconoció que había 63 grupos paramilitares.

New York. La cadena hispana Univisión mostró un reportaje sobre los grupos armados privados de extrema derecha que van a «vigilar» los resultados electorales y las posibles protestas. «Estamos alerta por si tenemos que actuar», se les oye decir a varios hombres blancos armados hasta los dientes.

Alrededor de 170 grupos paramilitares identificados operan en Estados Unidos, bajo el «movimiento patriota» y que prometen «proteger las libertades civiles» vestidos con uniformes de combate y armas exclusivas de las Fuerzas Armadas; Su brutalidad no ha llevado aún la sangre al río, pero el apoyo tácito del presidente Trump les vuelve casi oficiales para imponer las armas al clamor popular de cambios, que la ultraderecha ha hecho ver como comunismo.

«Tenga mucho cuidado después de las elecciones,; he visto que hay seguidores de Trump armados si el resultado no les gusta», dicen varios de los WhatApps que recibe de amigos que viven en otros países.

Las milicias dicen que el gobierno federal está intentando quitarles sus armas, privarlos de sus derechos y libertades y que necesitan luchar contra esta conspiración. Foto: Reuter

Cuando le dieron su lujosa casa de campo por cárcel al ex presidente Alvaro Uribe, acusado en varias cortes por haber cobijado y permitido crímenes de lesa humanidad, recibió un decidido apoyo del Trump y su vicepresidente. Pero también recibió el respaldo de una decena de títeres de la ultraderecha, entre ellos el expresidente José María Aznar, de España.

En Estados Unidos operan grupos civiles fuertemente armados que están preparados para «protegerlos del comunismo» y de la inmigración». Un estilo bien conocido por los colombianos, donde los descendientes blancos que llegaron de Europa tienen el control feudal de toda la tierra y gobiernan bajo una dictadura corrupta de extrema derecha, apoyada por los grupos paramilitares.

Miembros de la Milicia de Ohio vigilan una marcha en Cleveland frente a la Convención Nacional Republicana. Foto: Getty Images

En Estados Unidos no se llaman «Justiciero Implacable», ni bloque Central Bolívar, se llaman así mismos Oath Keepers (Custodios del Juramento) o Posse Comitatus (Fuerza del condado).

Como en Colombia, se sabe de su existencia, incluso patrullan armados por las calles, pero las autoridades lo consienten. No han comenzado con los asesinatos selectivos en Estados Unidos, pero representan una amenaza para cualquier opción de cambio que no sea exclusivo de la raza blanca, la que ellos consideran ‘pura y con todos los derechos». Y el peligro mayor radica en el apoyo tácito de Trump a estos milicianos que respiran odio y miedo por sus poros.

Odio inculcado también por el presidente, al igual que el miedo, pues en un par de décadas los blancos en Estados Unidos ya no serán la mayoría y otro gallo cantará.

Autodefensas Unidas de Colombia. Foto: Agencias

Se calcula que cerca de dos millones de colombianos y descendientes de colombianos viven en Estados Unidos, con unos 250,000 que interesan a los dos candidatos porque están inscritos para votar. Trump, oportunista y uribista, sembró el temor «castrochavista» entre los colombianos de Miami y Estados Unidos, donde Uribe todavía es visto como un héroe y no como un instigador y creador del paramilitarismo.

Hoy se vota en Estados Unidos en medio de la mayor polarización política de la historia, en medio de una pandemia y con las puertas a una recesión en Estados Unidos de características más dramáticas que la registrada durante la Gran Depresión de 1929.

Se presentan dos candidatos: un megalomano de ultraderecha y racista frente a un moderado representante del establishment demócrata, con tendencia al centro; los dos mayores de 70 años.

Un grupo de partidarios de Trump protesta en Michigan para poner fin al confinamiento – AFP

Más de 90 millones de personas habían votado con antelación, un hecho sin precedentes en la historia democrática de este país, y no solo por la pandemia, sino porque más de 329 millones de estadounidenses saben de la importancia de estas elecciones generales, donde se escoge el hombre que tomará las riendas de la mayor potencia del Mundo, ahora con grandes desafíos por mantener su hegemonía mientras avanza una peligrosa polarización política, con tintes de racismo e injusticia social.

————————————————–

Les dejo este reportaje publicado hace tres años por los colegas de BBC Mundo.

Así paseaban los miembros de una milicia por la ciudad estadounidenses de Louisville el pasado 5 de septiembre. Foto: Agencias.

New York. Por María Elena Navas (BBC Mundo, 13 diciembre 2017). Se visten con uniformes de combate y portan armas de uso militar. Dicen que son extremadamente patrióticos. Conducen patrullas en sus estados y para entrenarse realizan asaltos e incursiones en recintos simulados con municiones reales.

Actualmente hay 623 grupos del movimiento patriota y dentro de éste hay 165 milicias que forman el «ala armada» del movimiento.

«El movimiento de las milicias, como se lo conoce, son grupos extremistas antigobierno que comenzaron a cobrar impulso en los 1990», explica Mark Pitcavage, investigador del Centro sobre Extremismo de la Liga Antidifamación de Estados Unidos.

«Su ideología está basada en teorías de conspiración globales sobre amenazas a la paz y la estabilidad y creen que el gobierno federal está colaborando con estas conspiraciones», le dice el experto a BBC Mundo.

Milicias derechistas como los 3 Percenters han ganado protagonismo en recientes protestas en distintas ciudades de EE.UU. Foto: Agencias

«Dicen que el gobierno está intentando quitarles sus armas, privarlos de sus derechos y libertades y que necesitan luchar contra esta conspiración», le dice el experto a BBC Mundo.

«Odio organizado». Según los datos del Southern Poverty Law Center (SPLC), que se encarga de monitorear lo que llama grupos de odio y extremistas en Estados Unidos, actualmente existen 623 grupos del movimiento patriota.

Y dentro de éste hay 165 milicias que forman el «ala armada» del movimiento.
Los grupos varían en tamaño. Algunos tienen decenas de seguidores, otros, como el llamado «Three Percenters» (Los tres porciento), cuentan con unos 10.000 miembros.

Grupos como los ‘Oath Keepers’, formado en 2009 durante el gobierno de Barack Obama, han atraído a ex militares y policías a sus filas. Foto: Agencias

«Están extendidos por todo el país», dice Mark Pitcavage. «Pretenden ser soldados, se organizan con rangos en sus grupos y se hacen llamar batallones o regimientos».

«En realidad son grupos extremistas y están muy bien armados», agrega.

Quién es Lana Lokteff, la «abeja reina» de la supremacía blanca en Estados Unidos y por qué dice que el papel de las mujeres es cuidar a los hombres y tener hijos
Los objetivos precisos varían de un grupo a otro, pero los une es una característica fundamental: su desconfianza con el gobierno y las estructuras del Estado, que ven como principal enemigo.

Su objetivo es defender lo que ven como amenazas fundamentales a la constitución de su país: la libertad de expresión y el derecho a portar armas.

«Y están preparados a usar sus armas para proteger sus derechos y restaurar lo que dicen es el ‘plan perfecto de los Padres Fundadores para Estados Unidos'», dice Pitcavage.

————————————

El siguiente reportaje fue publicado el pasado 21 de septiembre de 2020

https://www.bbc.com/mundo/noticias-internacional-54186689

Trabajadorinmigrante
TrabajadorInmigrante.com nació en España en 2004, donde llegaron en solo cinco años más de cuatro millones de inmigrantes. Eran los días del Boom inmobiliario, y se necesitaba mano de obra para la construcción. La avalancha migratoria de Latinoamérica y todo el Mundo despertó una gran xenofobia y rechazo contra los inmigrantes, alimentados por los medios de comunicación que solo daban las noticias del incremento de inseguridad. Eso son las manzanas podridas del bulto. Pero la prensa solo hablaba de las podridas, y olvidaba al 99,8 por ciento. Y retomamos ahora la página en un momento histórico, donde los trabajadores inmigrantes están siendo perseguidos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

TRABAJADOR INMIGRANTE NEWSPAPER Periodismo de Educación e integración en los distritos inmigrantes de Nueva York. Somos una empresa familiar e independiente y requerimos de su apoyo para continuar con nuestra labor.
- Advertisment -
- Advertisment -
- Advertisment -
- Advertisment -
- Advertisment -
- Advertisment -
- Advertisment -