El huracán María obliga a decenas de miles de puertorriqueños a migrar hacia Estados Unidos
Posted by Trabajadorinmigrante on 17th Octubre 2017
| 62 views

Expertos aseguran que si continúa la salida de boricuas, la población actual puede reducirse hasta en un 30%”, es decir, menos de tres millones de personas. “Al irse las personas el consumo y la recaudación de impuestos se resienten”, según Jorge Duany, profesor de Antropología en la Universidad Internacional de la Florida.

Más de 3.000 boricuas llegan cada día a Florida dejando un país en el que la mayoría sigue sin electricidad y sin infraestructura de telecomunicaciones; y muchos sin agua. Hoy viven 5,4 millones de puertorriqueños en Estados Unidos.

New York. Oct/17/2019. Agencias/El País. Puerto Rico, debido a la crisis, venía registrando una alta migración, más allá del goteo constante de años anteriores. Con una población que apenas llega a los 3,4 millones de personas, el paso del Huracán María está está ocasionando una masiva migración de boricuas hacia Estados Unidos, en un promedio de 3,000 por día. Pero antes del huracán las cifras eran también preocupantes, pues desde 2015 han salido de la isla más de 90,000 personas, la mayoría por la crisis económica que afecta a la isla.

El huracán María aceleró el proceso migratorio desde Puerto Rico a Estados Unidos, una tendencia que se puede agravar y que comenzó con la crisis en 2006, superando el éxodo de los años cincuenta con consecuencias demográficas y económicas.

Boricuas en el Desfile Puertorriqueño de Nueva York. Foto Agencias

Entre el martes 3 de octubre y el viernes 13 de octubre llegaron a Florida por los aeropuertos de Miami y Orlando, y por el puerto de Port Everglades, unos 27.000, según el Gobierno de Florida. Tras el desastre, varias estimaciones indican que en los próximos meses podrían llegar a la Península estadounidense unos 100.000 boricuas

“La emigración puertorriqueña a Estados Unidos se va a acelerar y agravar por tiempo indefinido”, dijo a Efe Jorge Duany, profesor de Antropología en la Universidad Internacional de la Florida, el estado de EE.UU. adonde se dirige principalmente.

“Esas cifras no se registraron ni a mediados del siglo XX con la primera gran salida de puertorriqueños destino a Estados Unidos”, resaltó el profesor universitario, preocupado profundamente por el bienestar de la economía en la isla. En los primeros días que siguieron al paso de María por la isla, el pasado 20 de septiembre, cerca de 6.000 puertorriqueños abandonaron este Estado Libre Asociado para desembarcar en Florida.

Familias boricuas se reencuentran en un aeropuerto de La Florida.

Los puertorriqueños poseen ciudadanía estadounidense y aunque si viven en la isla no pueden votar por el presidente de Estados Unidos no necesitan ningún tipo de permiso para instalarse en EE.UU. continental al poseer pasaporte del país norteamericano, lo que facilita un éxodo poblacional sin precedentes.

José Luis Ramírez, un abogado de 38 años de San Juan, es uno de los miles de puertorriqueños que compró un billete para Miami “sin fecha de vuelta” asustado por las previsiones que apuntan que en algunas partes de la isla el servicio de luz no se recuperará hasta dentro de 9 meses, un horizonte desalentador que le hizo hacer las maletas.

En cuanto al destino de esta nueva “ola” de puertorriqueños a EEUU, dijo que ya no tiene, como durante el pasado siglo, como punto de llegada Nueva York y su área de influencia, sino el estado de Florida.

Soldados estadounidenses, donde hay muchos boricuas, reparten en la isla alimentos a la población. Foto: Getty Images

El profesor universitario destacó que, de hecho, se preparan ya para la llegada y que refuerzan sus servicios en escuelas y hospitales ante esta nueva peregrinación intensificada por una degradación de las condiciones de vida en la isla a causa del huracán.

El demógrafo Raúl Figueroa dijo a Efe que las proyecciones apuntaban que en el horizonte de 2020 la población de Puerto Rico descendería a 3,2 millones de personas, pero que el huracán María puede precipitar la salida de personas.

“Hay gente que no pensaba salir a corto plazo pero que ahora se ha visto obligada a hacerlo en busca de trabajo”, señaló Figueroa, para quien otro colectivo que se ha visto abocado a salir es el de personas mayores que necesitan asistencia médica que en la isla es difícil de conseguir.

Las redes eléctricas están completamente destruidas a lo largo y ancho de la isla.

“Si en los últimos dos años emigraron de la isla a Florida unas 80.000 personas al año –más que las 50.000 que llegaban anualmente hace un lustro, al agravarse la crisis–, entre lo que queda de 2017 y en el primer semestre de 2018 podría darse una ola migratoria que pulverice esos registros. Además de Nueva York y Florida –especialmente el condado de Orange, donde está Orlando– otros estados que concentran población puertorriqueña son Illinois –con Chicago como epicentro– y Connecticut”, relata el diario El País de España.