New York City, en cuarentena; tres regiones del Estado, 0,52 % de la población, cumple requisitos para abrir en Mayo 15
Posted by Trabajadorinmigrante on 11th Mayo 2020
| 81 views

El gobernador Andrew Cuomo anunció la reapertura parcial de la construcción, la industrias y el comercio minorista con entregas de las compras fuera de locales en tres de las 10 regiones del Estado de Nueva York. 

Personas cubiertas con máscaras pasean en la avenida Roosevelt, en Jackson Heights. Foto: Mauricio Hernández.

Nueva York. AFP (Agencia de Noticias). Solo tres regiones de Nueva York cumplen con los criterios establecidos y podrán reabrir parcialmente: los Finger Lakes (28,500), el Southern Tier (28,075, en la frontera con Pensilvania) y el Valle de Mohawk (30,093), al oeste de la capital estatal de Albany. El estado de Nueva York, epicentro de la pandemia de coronavirus en Estados Unidos con más de 26.600 muertos, excluye a los cinco boros de la Ciudad de Nueva York en la reapertura prevista para el 15 de mayo.

“Es una nueva fase” tras el confinamiento decretado el 22 de marzo, añadió. Pero en la ciudad de Nueva York, el mayor foco del epicentro, la mayoría de los comercios no esenciales no podrán abrir por lo menos hasta junio, advirtió el alcalde Bill de Blasio, sin dar una fecha precisa.

“Siempre nos guiaremos por los datos. Son bastante buenos y consistentes. Pero aún no están donde precisamos (…) Eso nos lleva a junio”, dijo el alcalde de la Ciudad de Nueva York, Bill Di Blasio.

“Al acercarnos a comienzos de junio, podremos decir si las cosas realmente se encaminan y cuáles son las áreas en las que podremos comenzar a tener alguna flexibilidad”, añadió.

Varios negocios necesarios abrieron de nuevo sus puertas. En el caso de las casas de envío, la mayoría permanecieron abiertas en la Roosevelt Avenida en Jackson Heights. Foto: Mauricio Hernández Contreras.

La cifra de muertos por coronavirus en el estado de Nueva York en las últimas 24 horas es la más baja desde el 27 de marzo, 161 fallecidos, dijo Cuomo, contra 799 muertos en el ápice de la pandemia el 9 de abril. Los nuevos casos en 24 horas cayeron a menos de 500.

Pero las autoridades temen que las cifras vuelvan a subir con la reapertura de la actividad económica y el fin del confinamiento.

Para reabrir su economía, el plan de Cuomo prevé que las 10 regiones del estado cumplan con siete criterios, incluidos más tests de diagnóstico y anticuerpos, un mayor rastreo de los contactos, un 30% de capacidad vacante en hospitales y una caída de los casos y muertes sostenida en el tiempo.

Hasta el lunes, tres regiones: el nivel sur, el valle de Mohawk y la region de Finger Lakes, habían logrado los siete objetivos. El centro de Nueva York está cerca, marcando seis de las siete casillas.

La ciudad de Nueva York y Long Island han progresado desde que Cuomo especificó por primera vez los criterios de reapertura regional, pero ninguna de las regiones está lista para sus estándares, cumpliendo cuatro y cinco de las siete métricas, respectivamente, hasta el lunes.

Esas siete métricas se basan en dos factores centrales: tasa de infección y capacidad. Las regiones deben demostrar que han controlado sus tasas de infección y que han establecido el hospital, las pruebas, el rastreo, el aislamiento y las capacidades de cumplimiento para mantener de manera segura sus reaperturas y manejar cualquier potencial resurgimiento.

Los restaurantes del barrio abrieron de nuevo, pero solo para vender comida para llevar. Este sector, que paga alquileres a precios de Manhattan, ha sido duramente castigado por el coronavirus. En la foto, un trabajador de un restaurante del barrio. Foto: Mauricio Hernández.

Las regiones que cumplen con los criterios pueden, después del 15 de mayo, entrar en la primera de las cuatro fases de reapertura, que incluye los negocios de construcción y fabricación. La segunda fase involucra servicios minoristas, financieros y profesionales, mientras que la tercera aborda la alimentación y la hospitalidad. La educación y el entretenimiento serán los últimos sectores en reanudarse, dijo Cuomo. Se requiere un período de monitoreo de dos semanas entre fases; si las regiones ven reveses, deben tirar del “interruptor”, pausando efectivamente el proceso de reapertura hasta que se manejen los problemas.

Si bien algunas partes del norte y oeste del estado parecen estar listas, todavía hay 21 códigos postales de Nueva York donde las tasas de infección y mortalidad de COVID-19 siguen siendo demasiado altas, incluidos los cinco condados de la ciudad de Nueva York.

Los tres indicadores clave del alcalde Bill de Blasio: nuevos ingresos hospitalarios, número actual en unidades de cuidados intensivos y porcentaje de personas que dieron positivo, bajaron el lunes, que es lo que quiere ver durante al menos 10 a 14 días antes de considerar la posibilidad de reducir las restricciones. Si bien los tres han estado abajo en un día dado antes, la ciudad no ha podido mantener la tendencia durante días consecutivos.

El lunes, de Blasio dijo que no espera que las empresas no esenciales reabran en la ciudad antes de junio. También anunció que las reglas de estacionamiento alterno permanecerían suspendidas hasta el 17 de mayo. Se reanudará, del 18 al 24 de mayo para una limpieza en toda la ciudad, poniendo fin a lo que podría ser el cierre más prolongado en la historia de la ciudad. Luego se suspenderá nuevamente del 25 de mayo al 7 de junio.

Con la pandemia también ha llegado el negocio y la imaginación. Expositores de maniquíes con máscaras proliferan a lo largo de los sectores comerciales en Queens. Foto: Mauricio Hernández Contreras.

Un virus sin cronología

Han pasado más de dos meses desde que el primer caso fue reportado por funcionarios de Nueva York. Estados Unidos está luchando contra un virus sin una cronología de tiempo, que se ha transformado en una cepa más contagiosa desde que emergió en China el año pasado y continúa confundiendo a los científicos más elitistas del mundo con su misteriosa adaptabilidad.

La incertidumbre ha estancado el progreso, hasta cierto punto. Las personas asintomáticas pueden transmitir el virus; se desconoce por cuánto tiempo los anticuerpos proporcionan protección, si es que lo hacen. Alguna vez se pensó que el virus perdonaba a los niños.

Ahora, al menos tres niños de Nueva York, incluido un niño de la ciudad de Nueva York de 5 años, y hasta otros dos pueden haber muerto de un raro síndrome inflamatorio pediátrico relacionado con COVID.

Cuomo dijo que el estado había identificado al menos 93 niños que posiblemente presentaban esa condición, mientras que De Blasio dice que la ciudad ha visto al menos 38 casos.

Cuomo reportó 488 nuevas hospitalizaciones. Fue el número más bajo desde mediados de marzo y una señal de que la frustrante cifra en los 600 puede estar cambiando. Al mismo tiempo, agregó 161 nuevas muertes, la primera vez en más de seis semanas que la cifra de un solo día cayó por debajo de 200.

Corona y Jackson Heights han sido dos distritos muy afectados por el coronavirus. En sus calles, puertas y ventanas hay altares improvisados de los familiares. Foto: Mauricio Hernández Contreras.

Hasta el lunes, el estado de Nueva York había confirmado 21,639 muertes por virus, de las cuales más de 14,000 provenían de los cinco condados. La cifra oficial no incluye las 5,178 muertes probables de la ciudad de Nueva York. Si se incluyeran, los cinco condados estarían en la cima de 20,000 muertes.

Los hogares de ancianos han sido la zona cero de la crisis nacional. Cuomo dio a conocer una serie de nuevas y amplias regulaciones para los hogares de ancianos de Nueva York el domingo. Aquellos que no cumplan con los nuevos estándares antes del 15 de mayo corren el riesgo de perder sus licencias.

Los centros de atención para ancianos de Nueva Jersey se han visto más afectados que cualquier otro en todo el país, lo que representa más de la mitad de las muertes del estado, que alcanzaron 9,255 el domingo. Connecticut ha reportado 2,967 muertes.

Se han confirmado más de medio millón de infecciones en el área triestatal; es probable que muchas más personas hayan sido infectadas, pero nunca fueron examinadas. El estado de Nueva York ha reportado 335,395 casos de virus hasta la fecha, casi 190,000 de ellos en la ciudad de Nueva York. Nueva Jersey y Connecticut tuvieron respectivamente 138,532 y 33,554 casos a partir de los últimos informes de sus gobernadores.

Varios negocios necesarios abrieron sus puertas ayer domingo, 10 de Mayo. Foto: Mauricio Hernández Contreras.

A nivel nacional, al menos 1.3 millones han sido infectados y más de 80,000 personas han muerto. Los costos económicos y psicológicos han sido catastróficos. Se espera que el virus le cueste a Nueva York solo $35 mil millones, y Cuomo dijo que las escuelas, los hospitales y los gobiernos locales pueden enfrentar recortes presupuestarios del 20 por ciento sin una inesperada ayuda federal. El estado ha desembolsado más de $5.5 mil millones en reclamos por desempleo en los últimos dos meses, ya que decenas de millones de estadounidenses han solicitado el desempleo por primera vez.