33,5 millones solicitaron beneficios por desempleo en dos meses; uno de cada cinco estadounidenses perdió el trabajo
Posted by Trabajadorinmigrante on 8th Mayo 2020
| 75 views

Los recortes de empleos han golpeado particularmente a los trabajadores en restaurantes, hoteles y empresas minoristas. Según el procesador de nómina ADP, aproximadamente la mitad del total de empleos en la industria hotelera y de restaurantes, 8.6 millones, desaparecieron en abril, según datos de sus clientes corporativos. Una categoría que incluye venta  y envío minorista y que arroja un total de 3,4 millones de trabajadores.  

Archivo. Abril 1 New York. Ya eran impresionantes las colas para apuntarse al desempleo. Hoy hay más de 33,5 millones de desempleados en Estados Unidos. Photo by Stephanie Keith/Getty Images)

New York. Agencia Associated Press (AP). Aproximadamente 33.5 millones de personas han solicitado ayuda por desempleo en las siete semanas desde que el coronavirus comenzó a obligar a millones de compañías a cerrar sus puertas y reducir su fuerza de trabajo. Es el equivalente de 1 de cada 5 estadounidenses que habían sido empleados en febrero, cuando la tasa de desempleo había alcanzado un mínimo de 50 años de solo 3.5 por ciento.

El informe del Departamento de Trabajo indica que los despidos, aunque siguen siendo asombrosamente altos, están disminuyendo constantemente, después de fuertes picos a fines de marzo y principios de abril.

Las solicitudes iniciales de ayuda por desempleo ahora han disminuido durante cinco semanas consecutivas, desde un pico de casi 6.9 millones durante la semana que terminó el 28 de marzo. Las solicitudes de ayuda por desempleo aumentaron en solo seis estados la semana pasada, incluidos Maine, Nueva Jersey y Oklahoma, y ​​disminuyeron en los otros 44.

El informe mostró que 22,7 millones de personas ahora reciben ayuda por desempleo, una medida aproximada de la pérdida de empleos desde que comenzaron los cierres. Esa cifra está una semana por detrás de las cifras de solicitudes de desempleo por primera vez. Y no todos los que solicitan ayuda por desempleo están aprobados.

La semana pasada 3.2 millones de trabajadores despedidos solicitaron beneficios cuando los cierres de negocios causados ​​por el brote viral profundizaron la peor catástrofe económica de Estados Unidos en décadas. Desde ayer están abiertos varios restaurantes del barrio, pero solo para deliveries.

Empresas industriales en Nueva York fabrican equipos de protección personal para abastecer a los trabajadores sanitarios y hospitales de la ciudad.

El número de trabajadores despedidos que reciben ayuda ahora es igual al 15.5 por ciento de la fuerza laboral que es elegible para beneficios de desempleo.

Esas cifras son un indicador aproximado de la pérdida de empleos y de la tasa de desempleo que se publica hoy, que probablemente será la peor desde que comenzó el mantenimiento de registros moderno después de la Segunda Guerra Mundial.

Se pronostica que la tasa de desempleo alcanzará el 16 por ciento, la tasa más alta desde la Gran Depresión, y los economistas estiman que se perdieron 21 millones de empleos el mes pasado. Si es así, significaría que casi todo el crecimiento del empleo en los 11 años desde que terminó la Gran Recesión se ha desvanecido en un solo mes.

Pollos Mario, tradicional restaurante del barrio, antes de cerrar sus puertas hace mes y medio. Ayer abrió sus puertas para pedidos a domicilio o para llevar. Nuestro querido Toño Franco, mesero por más de 20 años, murió hace unos días por coronavirus. Foto: Mauricio Hernández

Dificultades para solicitar beneficios
A muchas personas que todavía están empleadas les han reducido sus horas. Otros han sufrido recortes salariales. Algunos que perdieron empleos en abril y no buscaron uno nuevo a la luz de sus sombrías perspectivas ni siquiera se considerarán desempleados. Una medida más amplia, la proporción de adultos con trabajo, podría alcanzar un mínimo histórico.

Las cifras oficiales para las solicitudes de desempleo también pueden ser menos de los despidos. Las encuestas realizadas por economistas académicos y grupos de expertos sugieren que hasta 12 millones de trabajadores despedidos a mediados de abril no solicitaron beneficios de desempleo para entonces, ya sea porque no podían navegar por los sistemas abrumados de su estado o porque se sentían demasiado desanimados para intentarlo.

California es el estado con más solicitudes de beneficio por desempleo en Estados Unidos. Foto Agencias

A medida que la economía se desliza más hacia lo que parece una recesión severa, los economistas están proyectando que el producto interno bruto, el indicador más amplio del crecimiento económico, se contrae en el actual trimestre de abril a junio en una sorprendente tasa anual del 40 por ciento. Mientras lo hace, más despidos parecen estar extendiéndose más allá de las industrias de primera línea como restaurantes, hoteles y tiendas minoristas.

GE Aviation, por ejemplo, ha dicho que está recortando hasta 13,000 empleos. Uber perderá 3.700 puestos. MGM Resorts International ha anunciado que los permisos de más de 60,000 empleados podrían convertirse en despidos.