New York. Daniella Silva y Jareen Imam. Salas de espera demasiado llenas llenas de personas contagiosas. Pacientes que esperan seis horas para ser atendidos. Otros en camillas esperan de 50 a 60 horas por una cama. Doctores que intentan desesperadamente obtener más ventiladores. Eso es lo que es estar en primera línea de la pandemia de coronavirus en un hospital público de la ciudad de Nueva York, dijo el Dr. Rikki Lane, médico de la sala de emergencias del Centro Hospitalario Elmhurst en Queens.