La dominicana Gladys Peña lanzó su línea de jeans en Manhattan: “La moda y la coquetería van de la mano”
Posted by Trabajadorinmigrante on 21st Enero 2018
| 125 views

New York. En/20/2018. Mauricio Hernández. Gladys Peña decidió hace dos años constituir su propia corporación, GS Apparel Inc., con sede en Brooklyn, luego de trabajar durante 16 años para marcas mundialmente reconocidas como Tommy Hilfigher, en Massachusetts, que fue su primer trabajo, y para diseñadores famosos como Ralph Laurent, Mark Eco, Calvin Klein Dresses, Jeans John, entre otros.

Vino con sus padres de Santiago de los Caballeros en 1986, con apenas 16 años, pero con la idea clara de hacer lo que siempre hizo su madre en casa: coser. El sueño de estar en un fashion show lo vivió cuando todavía estaba vinculada a Tommy Hilfiger con trajes de noche y un vestido de novia en Park Avenue Fashion Week.

Gladys Peña, en uno de los talleres donde realiza sus creaciones. Foto: Mauricio Hernández

Desde el Hight School la maestra le dijo “que tenía talento para el fashion” luego de ver como vistió con trajes folclóricos a una muñeca en Forth Hamilton. “La profesora me motivo a entrar al mundo de la moda a los 19 años”, dijo Peña, que estudió durante cuatro años en Fashion Institute of Technology University, donde se especializó en Trajes de Noche.

Peña acaba de lanzar en el Down Town Fashion Week su primera línea de ropa, jeans, a colores, “con innovación en diseño y en costura, dirigido a las latinas, con más nalguitas y más voluptuosas, pues están hechos con telas que aguantan y expanden”, nos explicó Peña en el sexto piso de un taller que tiene en Manhattan. Peña se quizo apartar de los clásicos estilos de jeans de colores azules o negros.

La modista dominicana diseña también pequeños proyectos para la compañía Arctix Botton, en Long Island, con la que lleva dos años en producción de base de layers. Esta es ropa especial para deportes, especialmente acuáticos y para buzos.

Cuál es su próxima meta? Producir para los grandes almacenes, como Macys, pero desde mi propia compañía. Con tantos años trabajando desde adentro para grandes marcas de la moda, su propósito no le va a ser tan difícil de conseguir.

Los recuerdos de infancia siempre pesaron en Gladys, especialmente cuando veía a su madre Ana Lucia coser trajes de novia. “Yo le decía a mi mama cómo debía coser los trajes que llevaba debajo del vestido del colegio. Era muy coqueta”.

Tan coqueta como posó junto a sus modelos al final de su turno, donde jóvenes latinas lucieron sus jeans, algo ajustados y a colores, en medio de aplausos y exclamaciones.