Sindicatos demandan a Trump por cierre de Gobierno, que afecta con más dureza a trabajadores, pobres e inmigrantes
Posted by Trabajadorinmigrante on 11th Enero 2019
| 165 views

Los cupones de alimentos emitidos por el Departamento de Agricultura para 38 millones de personas en Estados Unidos se limitarán a partir de febrero, y el financiamiento de emergencia solo podrá cubrir menos de dos tercios.

Trabajadores y contratistas federales, líderes sindicalistas y legisladores protestaron contra el cierre de gobierno frente de la Casa Blanca cuando se cumplen más de 20 días del cierre. Foto: Alejandra Arredondo, VOA.

New York. Ene/11/2019. Alejandra A. Redondo/Voa Noticias. La frustración de los empleados se ha visto canalizada en dos demandas al gobierno por parte de los sindicatos. La Federación Americana de Trabajadores Gubernamentales (AFGE) y el Sindicato de Trabajadores del Tesoro Nacional (NTEU) dos pleitos alegando que es ilegal que el gobierno fuerce a los empleados considerados esenciales a trabajar sin paga.

“La mayoría de las personas no tienen dinero en el banco…vivimos de quincena en quincena y necesitamos volver a trabajar y ganar dinero para pagar nuestras deudas”, dijo George Schlaffer, presidente del capítulo de Baltimore del NTEU.

En el medio se encuentran aproximadamente 800,000 trabajadores del gobierno quienes están suspendidos o trabajan sin paga.

Cerca de 2000 personas se manifestaron frente de la sede de la AFL-CIO, la mayor central obrera de Estados Unidos. Foto Agencias

“Paguen a los trabajadores, suspendan a Trump”, dicen los trabajadores federales que avanzan en protesta hacia la Casa Blanca.

La parálisis no solo afecta a quienes reciben su salario directamente del gobierno. De acuerdo con Político, el cierre le está costando más de mil millones de dólares semanales a la economía estadounidense.

“Es negativo también para nuestro negocio porque las personas no están viajando” , dijo Inés García-Kim, coordinadora de comunicaciones de la IAM, un sindicato nacional de trabajadores aéreos. García, quien viajó de Nueva Jersey a la capital para la manifestación dijo que su vuelo, que en un día de semana estaría a capacidad, “solo estaban llenos menos de dos tercios de los asientos”.

En los alrededores de la zona de edificios federales en Washington D.C., donde más de 200 mil personas trabajan para el gobierno, los cafés y restaurantes comienzan a vaciarse y a modificar su horario de apertura.

Los tribunales de inmigración, que ya tienen más de un millón de casos pendientes, también han seguido trabajando para los migrantes detenidos. Pero todas las demás audiencias están suspendidas y los secretarios judiciales no están trabajando.

Cartel en un restaurante cerca a la estación de metro L’Enfant Plaza, donde se encuentran varios edificios federales, que anuncia un cambio de horario en el restaurante debido al cierre de gobierno. Foto: Alejandra Arredondo, VOA

Allan Shelby, trabajador de la Administración Federal de Aviación, teme que el cierre de gobierno afecte la seguridad de los vuelos. “Los inspectores, como yo, no estamos trabajando”, dijo. “Hay un riesgo [de seguridad] potencial porque los vuelos no están siendo regulados”.

El Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano (HUD), la agencia responsable de la vivienda pública, ha pedido a 1.500 propietarios que usen sus cuentas de reserva y no desalojen a los inquilinos que no pueden pagar el alquiler.

Las comunidades nativas americanas también se ven afectadas por la falta de fondos para la Oficina de Asuntos Indígenas, que proporciona servicios básicos a casi dos millones de personas, según The New York Times.

Sharice Davids, un miembro nativo estadounidense del Congreso que representa a un distrito en Kansas, dijo a National Public Radio (NPR) que un nativo americano falleció recientemente porque los servicios de emergencia no habían podido intervenir a tiempo, ya que una carretera estaba intransitable debido a una falta de mantenimiento.

Este es el segundo cierre de gobierno más largo que ha tenido Estados Unidos. Sin embargo, si no se llega a un acuerdo para el sábado, se convertiría en el primero, al superar los 21 días que duró el cierre de 1995 bajo la administración Clinton.

Un aviso en una tienda de un puesto de guarda parques de un parque nacional en Seattle, cerrado por falta de personal a causa del cierre del gobierno federal. Diciembre 26 de 2019. Foto Ap.

Problemas y más problemas

El cierre está afectando las operaciones de seguridad en los aeropuertos, donde los empleados de la Administración de Seguridad en el Transporte (TSA, por sus siglas en inglés) han sido considerados como esenciales, pero un número cada vez mayor de personas se están declarando enfermas, ya que actualmente no están recibiendo salario.

“Las llamadas se iniciaron durante el período de vacaciones navideñas y han aumentado, pero están causando un impacto mínimo … Los tiempos de espera pueden verse afectados dependiendo de la cantidad de llamadas”, dijo un portavoz de la TSA en un comunicado, agregando que los tiempos de espera son, no obstante, ” bien dentro de las normas TSA “.Pero,

También el lunes, la Casa Blanca dijo que, incluso con casi el 90 por ciento del personal del Servicio de Rentas Internas (IRS por sus siglas en inglés) que está sin poder trabajar, el Tesoro continuará emitiendo reembolsos por impuestos pagados en exceso, a menudo un factor crucial en las finanzas comerciales y personales.

Un retraso en los más de 100 mil millones de dólares en reembolsos pagados cada febrero podría desacelerar el crecimiento económico.