La Francia mestiza, campeona del Mundo: los hijos de la inmigración africana nutren la selección de fútbol
Posted by Trabajadorinmigrante on 2nd Agosto 2018
| 23 views

Solo cuatro de los 23 jugadores tienen padre y madre nacidos en la Francia Continental

La selección mestiza de fútbol de Francia, juventud, ingenio e inmigración, ganó la reciente Copa del Mundo de Fútbol, por delante de las envejecidas figuras latinas. Foto: Agencia Efe.

New York. Luis Cano (Cortesía Diario ABC). En Francia, solo cuatro de sus 23 jugadores tienen padre y madre nacidos en la Francia continental, entre ellos su capitán, el portero Hugo Lloris. Otros dos son de ascendencia de las Antillas Francesas, en el Caribe: Raphaël Varane (con padre de Martinica) y Thomas Lemar (nacido en Guadalupe). Con orígenes caribeños también es Presnel Kimpembe, de madre haitiana. Su padre es de la República Democrática del Congo. Los hijos de los africanos son el gran impulso del conjunto francés.

Además de Kimpembe, otros 13 jugadores «bleus» tienen algún progenitor del contiente negro. La estrella emergente Kylian Mbappé es de padre camerunés y madre argelina. El barcelonista Ousmane Dembélé es de padre maliense y madre de ascendencia senegalesa y mauritana. El centrocampista del Manchester United Paul Pogba es hijo de guineanos. Adil Rami, de marroquíes. Nabil Fekir, de argelinos. N’Golo Kanté y Djibril Sidibé, de ascendencia maliense. Benjamin Mendy, de senegaleses. Blaise Matuidi, de angoleños, aunque criados en el Congo. De la República Democrática del Congo es también el padre de Steven Nzonzi; su madre es francesa. Como la madre de Corentin Tolisso, cuyo padre es de Togo.

El poderío ‘foráneo’ de Francia: de sus 23 seleccionados, 14 son de origen africano. Foto: Agencia Efe.

Todos ellos han nacido en Francia. Solo el portero suplente Steve Mandanda y el defensa central del Barcelona Samuel Umtiti han nacido fuera de Francia; el primero en R.D. del Congo y el segundo en Camerún.

Los hijos de la inmigración africana no son los únicos que nutren a la selección francesa. Antoine Griezmann es nieto de portugueses. Lopes es el segundo apellido del delantero del Atlético de Madrid. El padre de su compañero de club y selección Lucas Hernández, criado en Madrid, es el exfutbolista francés de ascendencia española Jean-François Hernández. El portero suplente francés Alphonse Areola, hijo de filipinos, fue el único con orígenes asiáticos en el encuentro.

El reportaje completo, en su versión original, puede verlo en este link, si es de su interés: https://www.abc.es/deportes/futbol/mundial/rusia-2018/abci-donde-origenes-jugadores-francia-y-belgica-201807101030_noticia.html

El equipo de la diversidad. Foto: Agencia Efe.

Triunfo de la integración

Por Enrique Yunta. (Cortesía de ABC de Madrid, España). Como jugador, con 29 años, llegó al cielo de París, pulmón de ese equipo que tenía a Zinedine Zidane como máxima referencia. Era, sin embargo, una selección de granito con gladiadores como Thuram, Desailly, Lebouef, Karembeu, Vieira o Petit, de ahí que muchos vean semejanzas con la Francia que ganó ayer. Porque, además del talento inagotable de Griezmann o Mbappé, Deschamps ha dado forma a una idea en la que se impone el músculo de los Pogba, Kanté o Matuidi. El fútbol de ayer vale para el fútbol de hoy.

El triunfo de Francia es un triunfo multicultural, y vale esta afirmación para las dos estrellas. En 1998, hubo comunión absoluta, la ilusión de la primera vez multiplicada por mil por el hecho de actuar en casa. Se abrazó mayoritariamente y con orgullo el mito de un equipo «black, blanc, beur» (negro, blanco y árabe), pues ese grupo de 22 jugadores únicamente contaba con ocho de origen «puro». Jacques Chirac, entonces presidente del país, se agenció ese éxito y presumió de Mundial pese a que no conocía ni a la mitad de los protagonistas. «Es el éxito de la Francia tricolor y multicolor», exclamó. Por contra, Jean Marie Le Pen, el líder del Frente Nacional, bramó por la cantidad de jugadores de origen africano que vistieron la camiseta nacional en aquel Mundial.

El poderío ‘foráneo’ de Francia: de sus 23 seleccionados, 14 son de origen africano.

En este, en el de Rusia, también ha brillado una Francia «black, blanc, beur». Si se atiende a la plantilla confeccionada por Deschamps, llama poderosamente la atención que solo cuatro internacionales son nacidos en el país y con padre y madre de la Francia europea (Lloris, Pavard, Thauvin y Giroud). De los 23 galardonados ayer en el Luzhniki, 14 tienen algún tipo de vínculo con África, resultado del colonialismo. Eso sí, solo Steve Mandanda (portero suplente) y el azulgrana Samuel Umtiti han nacido fuera de Francia (Congo y Camerún, respectivamente).

Los parrafos incluidos forman parte de una crónica general que pueden leer en su versión original en este link, si es de su interés. (https://www.abc.es/deportes/futbol/mundial/rusia-2018/abci-francias-mestizas-deschamps-201807160114_noticia.html)