Estados Unidos se retira de Pacto Mundial de ONU sobre Migración, que abarca a 245 millones de inmigrantes
Posted by Trabajadorinmigrante on 3rd Diciembre 2017
| 70 views

En la actualidad hay unos 65 millones de refugiados en el Mundo, tanto en sus propios países como en otros, que se han visto expulsados de sus hogares por guerras, conflictos políticos o crisis humanitarias. A esta cifra debemos añadirle el flujo global de inmigrantes, que ya suma alrededor de 245 millones de personas.

Acabando el 2017 conocemos las cifras de desplazamientos forzados en el Planeta, que continúa aumentando. Foto: ACnur

New York. Dic/03/2017. NewsTI. Este sábado, Estados Unidos anunció el fin de su participación en el Pacto Mundial sobre Migración de las Naciones Unidas una vez inicie el 2018, informó el departamento de Estado en un comunicado. Su inclusión en este pacto la hizo en 2016 el entonces presidente Barack Obama, cuando 193 países miembros de la Asamblea General de la ONU decidieron unirse a la declaración de las Naciones Unidas sobre el asunto migratorio que compromete a las naciones firmantes velar por los derechos de los refugiados, ayudarlos a reasentarse y garantizar su acceso a la educación y el trabajo.

El anuncio del retiro de Estados Unidos del pacto, se produjo horas antes de la inauguración de una conferencia mundial sobre migración, programada para el lunes en Puerto Vallarta, México. El objetivo de la reunión es la negociación de estrategias humanitarias para tratar con los más de 60 millones de personas en todo el mundo que han sido desplazadas por diversas razones.

Cientos de migrantes del campamento de refugiados de Idomeni (Grecia). Foto Agencias.

La revista Foreign Policy, informó que la decisión del presidente de retirarse de las negociaciones “destacó la influencia de Stephen Miller, asesor político de la Casa Blanca, de 32 años, que ha defendido los esfuerzos de la administración Trump para restringir drásticamente la inmigración a los EE.UU.” La revista además informó que el jefe de gabinete de la Casa Blanca, John Kelly, y el fiscal general Jeff Sessions “respaldaron firmemente la retirada”.

Nikki Haley, embajadora de los Estados Unidos ante las Naciones Unidas. Foto Reuters (VOA Noticias)

Y precisó que la Embajadora de los Estados Unidos ante las Naciones Unidas, Nikki Haley, se opuso a la retirada. Según Foreign Policy, la diplomática consideró que EE. UU. podrían influir en las negociaciones globales sobre migración si participaba en la reunión de México, pero sus posiciones fueron “rechazadas por el presidente”.

La embajadora de Estados Unidos ante la ONU Nikki Haley, luego en un comunicado indicó que Estados Unidos se “enorgullece de lo que el país ha hecho con la población inmigrante (…) Ningún país ha hecho más que los Estados Unidos, y nuestra generosidad continuará. Pero nuestras decisiones sobre políticas de inmigración siempre deben tomarlas los estadounidenses “.

Refugiados e inmigrantes Africanos en busca de Europa. Foto Agencias.

“Decidiremos cómo controlar mejor nuestras fronteras y a quién se le permitirá ingresar a nuestro país. El enfoque global en la Declaración de Nueva York simplemente no es compatible con la soberanía de Estados Unidos “, precisó Haley sobre el acuerdo.

La población refugiada en el mundo ha aumentado un 65% en los últimos cinco años, según ACNUR

Cada minuto del 2016, 20 personas han tenido que dejar su vida y su casa para huir de la violencia, los conflictos o la persecución política.

Refugiados del Sudeste de Asia/ Foto: ONU

Por Rosa Meneses. Dejar atrás el miedo y llegar, exhausto, a un lugar desconocido con lo puesto. A veces enfermo; otras, herida el alma o el cuerpo. A veces solo; otras, acompañado de la familia que se ha podido salvar. Y todos con la misma incertidumbre: ¿Cuándo volveremos a casa? Según los últimos datos de Naciones Unidas, convertirse en un refugiado, es una tragedia que cada vez le ocurre a más personas en el mundo. Y aun así, como dice Dunia Yusef, una niña de 12 años miembro del Parlamento de Estudiantes de la escuela del campo de refugiados palestino de Al Jalazon (en Cisjordania): “Pese a todas las dificultades, estamos determinados a tener éxito en la vida”.

La población refugiada en el mundo ha aumentado alrededor del 65% en los últimos cinco años. Es una de las conclusiones que arroja el informe “Tendencias Globales: Desplazamiento forzado en 2016”, que elabora el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados. (ACNUR).

Según este documento, en el año 2016 la cifra de refugiados bajo el paraguas del ACNUR ha seguido creciendo debido a los conflictos nuevos y los enquistados. Sin embargo, su ritmo de crecimiento se ha ralentizado un poco, según prueban las estadísticas que incluye el informe. En el último año, hubo 1,1 millones de personas refugiadas más (un incremento del 7%), mientras que en 2015 el aumento fue de 1,7 millones de personas (un 12% más que en el año anterior) y en 2014, de casi 2,2 millones (un 23% más).

“Máximos históricos”

En total, al finalizar 2016, había 65,6 millones de personas desplazadas forzosamente en todo el planeta. Personas que han tenido que huir de sus hogares de forma obligada por varias razones: persecución política o religiosa, violencia, conflictos armados o violaciones de los derechos humanos. Una tendencia que continúa tocando “máximos históricos”, según ACNUR.

Para hacernos una idea de la dimensión del problema, cada minuto de 2016, 20 personas se han tenido que desprender de su casa, sus posesiones y de su rutina diaria y han tenido que abandonarlo todo para sobrevivir en otro lugar. En lo que se refiere estrictamente a refugiados -las personas que se exilian fuera de su país huyendo de la persecución y la violencia- ACNUR cifra en 22,5 millones de personas dentro de esta categoría en 2016, de ellos sólo 17,2 millones se encuentran bajo su paraguas, incluyendo a 5,3 millones de refugiados palestinos registrados por la UNRWA.

Colombia, con 6,9 millones de casos, Siria, con 6,6 millones, e Irak, con 4,4 millones, son los tres países con más desplazados internos, aunque en el primer caso se trata sobre todo de desplazados de larga duración. “En Colombia, pocos desplazados internos retornaron a sus lugares de residencia y el gobierno reportó 113.700 nuevos desplazados, indica el ACNUR en su informe que cubre lo ocurrido en 2015.