Francisco Moya, hijo de trabajadores inmigrantes ecuatorianos, llega al Concejo de Nueva York
Posted by Trabajadorinmigrante on 13th Septiembre 2017
| 27 views
El alcalde Bill de Blasio expresó su respaldo a Francisco Moya durante el pasado Desfile Ecuatoriano de Queens. Foto: Mauricio Hernández

Nueva York. Sep/13/2017. TINews. Francisco Moya, hijo de padres quiteños que inmigraron a Estados Unidos en la década de los setenta, ocupará la silla por el Distrito 21 al Concejo de Nueva York tras alcanzar el 56 por ciento de la votación.

“Vamos a seguir defendiendo los derechos de las mujeres y de los trabajadores inmigrantes, ahora junto alalcalde Bill de Blasio en el Concejo”, dijo Moya tras haber derrotado al puertorriqueño Hiram Monserrate, un polémico ex senador que estuvo preso por malversación de fondos y cuyo video golpeando a su novia dio la vuelta al Mundo.

Moya, que nació en Corona (Queens), el barrio de los ecuatorianos en Nueva York, no tendrá rival en las elecciones de noviembre 7 al ser el único candidato demócrata del Distrito 21. El respaldo del partido fue decisivo en este nuevo triunfo, luego de convertirse en 2011 en el primer político de ascendencia ecuatoriana en llegar a un cargo público en los Estados Unidos: la Asamblea del Estado de Nueva York para el Distrito 39.

“Vamos a luchar con decisión para crear leyes  que protejan a nuestros Dreamers”, dijo el hombre que creó la ley A03039 (Nueva York Dream Act.), en momentos en que el presidente Trump deja en el borde de la deportación a más de 800,000 jóvenes inmigrantes que llegaron de niños a Estados Unidos y hoy cursan la mayoría carreras universitarias.

Hiram Monserrate, en la Calle Colombia, en la 82, en Jackson Heights, el barrio de los colombianos, que no han podido llevar a ningún político local a un cargo público por sus batallas internas. Foto Mauricio Hernández.

El primero en dar la noticia fue el periódico local QueensLatino, con un escueto título: “Ganó Moya”. Los seguidores de Monserrate, incluidos líderes ecuatorianos como Gloria Reyes, que participaron activamente en contra de Moya aduciendo que nunca había estado cerca de la comunidad. “Es muy difícil enfrentarse al candidato oficial de los demócratas”, dijeron algunos de los seguidores del perdedor, mientras los seguidores del ganador reprochaban el pasado del ex senador Monserrate.

Como es habitual, la apatía latina por el voto local se reflejó en el total de votos (6,262), pues Moya ganó con solo 3.480 votos, es decir, el 56 por ciento del total, mientras Monserrate, aupado por algunos nostálgicos vecinos colombianos del sector, llegó al 44 por ciento, con 2.782 votos.

Moya, junto a Bill di Blasio, quien acaba de ganar con holgura la candidatura en las primarias del Partido Demócrata para enfrentarse en noviembre al candidato del Partido Republicano. Foto: Mauricio Hernández

“Es hora de unirnos como comunidad y luchar por nuestros derechos. La política afecta directamente la vida de los ecuatorianos que viven en Corona y en todo Nueva York. Hay que tener el mismo interés y tal vez mayor que la política ecuatoriana… Si pagan impuestos aquí, si viven aquí, si sus hijos estudian aquí: ¿Porqué no nos involucramos más en la política de aquí que de Ecuador?”, dijo Moya en una reciente entrevista al portal Ecuayorker, una web dirigida a los ecuatorianos en USA.

Francisco Moya, con los Dreamers cuando era asambleísta. Foto: Voices NY (cortesía)

Otros dos candidatos al Concejo se quedaron en el camino, como la colombiana nacida en Queens, Ericka Montoya, que se acercó tarde y mal a su comunidad; y el dominicano Yonel Letellier, vinculado a los demócratas por años, pero que terminó apoyando a Moya, como también lo hicieron algunos colombianos de la vieja guardia, incapaces de poner a un compatriota en un cargo público.

La comunidad ecuatoriana es la más numerosa de Corona, con meas de 300,000 ciudadanos residiendo en el Area Tri Estatal (New York, New Jersey y Connecticut), la mayoría de ellos en Queens. Si bien la mayoría no tienen papeles, con el tiempo será la comunidad que recoja la posta que la división de los colombianos no supieron tomar.

Hiram Monserrate, junto a los colombianos William Salgado (abogado) y el empresario Eduardo Giraldo. Salgado ha sido la oportunidad más clara de un colombiano de llegar a un cargo público de importancia en Queens, pero otros dos líderes conspiraron contra s candidatura. Giraldo, que ya fue derrotado en unas elecciones (sus compatriotas no le apoyaron), acaba de ensombrecer su carrera como político apoyando a Monserrate. “Es como subirse a un avión fallando”, dijeron algunos vecinos. Ahora, los colombianos sólo podrán aplaudir a candidatos de otras nacionalidades, como lo han venido haciendo desde hace décadas, a pesar de ser mayoría en el Distrito. Foto: Mauricio Hernández