Marcha: Central Park a Trump Tower contra el fin de DACA, que permitiría deportar a 800,000 jóvenes inmigrantes
Posted by Trabajadorinmigrante on 29th Agosto 2017
| 118 views
El programa DACA permite estudiar y trabajar a más de 800,000 jóvenes que entraron sin documentos legales cuando eran niños. Pero la decisión de Trump de poner fin al programa acabaría con estos derechos y permitiría su persecución y deportación por parte del ICE.

Nueva York. Ago/30/2017. TINews. La amenaza de Donald Trump de rescindir la Acción Diferida DACA que afectaría a cerca de 800,000 jóvenes indocumentados que se benefician actualmente de este status ha llevado a las organizaciones inmigrantes, sociales y trabajadoras de Nueva York a realizar una marcha de protesta que partirá a las 5:00 pm mañana 30 de Agosto desde Columbus Circle (59 St y Central Park West) hasta Trump Tower (725 5th Ave.)

El programa protege de la deportación, desde enero de 2010, a niños que hayan llegado a Estados Unidos ilegalmente cuando aún eran pequeños. Trump había cambiado esta postura sobre los “dreamers”, a los que había prometido deportar durante la campaña electoral, y ha mantenido hasta el momento el programa DACA (Deferred Action for Childhood Arrivals), que dejaba renovar cada dos años a los jóvenes que estaban inscritos en el programa.

Según fuentes, el Departamento de Seguridad Nacional, junto al Departamento de Justicia del Fiscal General Jeff Sessions, estarían trabajando en metodologías para eliminar DACA e incrementar todavía más las redadas contra los inmigrantes sin documentos, que suman 11 millones de personas.

La decisión, según legisladores republicanos y demócratas, puede significar un costo de 60 mil millones de dólares sólo para ejecutar deportaciones, a lo que se sumarían otros 280 mil millones solo en perdida de crecimiento económico en la próxima década. Más información sobre la marcha en el siguiente link: https://www.facebook.com/events/1995346804085543/

Primero suprimió el DAPA. El Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos decidió rescindir la acción diferida que beneficiaba a los padres indocumentados de hijos con ciudadanía o residencia permanente (Deferred Action for Parents of Americans and Lawful Permanent Residents, DAPA, por sus siglas en inglés), pero que nunca llegó a implementarse.

El secretario de Seguridad Nacional, John Kelly, anunció en un comunicado el fin inmediato al memorando de noviembre de 2014, por el cual la administración del presidente estadounidense Barack Obama (2009-2017) eximía temporalmente de la deportación a padres de hijos regularizados.

Flyer digital de la convocatoria de la marcha enviada por las organizaciones civiles, sociales y pro inmigrantes de Nueva York.

DAPA es un amparo temporal para padres de ciudadanos y residentes permanentes legales anunciado por el presidente Barack Obama el 20 de noviembre de 2014. Protege de la deportación y ofrece un permiso de empleo para trabajar legalmente en el país por un periodo renovable de tres años.

El memorando de Obama sobre DAPA fue bloqueado por un juez federal en Texas después de que 26 estados presentaron una demanda contra el gobierno federal y desafiaron la legalidad del esfuerzo. Los republicanos calificaron el esfuerzo de “amnistía trasera” y argumentaron que Obama superó su autoridad al proteger una clase específica de inmigrantes que vivían ilegalmente en los Estados Unidos.

Obama firmó el DACA y Trump está planeando quitarlo, lo que convierte en deportables a cerca de un millón de jóvenes inmigrantes, muchos de ellos cursando estudios universitarios. La foto ilustra la celebración de los dreamers con la firma de Obama. A la derecha, una estudiante es arrestada por resistencia civil.